Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

viernes, 24 de diciembre de 2010

DES-composiciones...

I.

Mi soledad es un tormento absoluto,
sin embargo,
es el lugar
donde mejor puedo comprenderme,
y a su vez,
comprender a los demás.


II.

Enciérrame entre tus pétalos,
que si tiemblan mis piernas
es para que penetres entre ellas,
la esencia de la miel en flor.


III.

Me asusta abandonar
la guarida del lobo,
esa madriguera que mantiene
la temperatura y la humedad exactas,
que necesita mi cuerpo
para protegerse de ese frío,
que supone seguir caminando sola.


IV.

Será el canto del agua,
ese llanto de mujer,
y las cascadas de los abismos,
ese vientre enredado
que busca el mar y la vida,
para no dejar su seno desnudo.


V.

Mutiladas las carencias,
siento que muero cuando no siento.
Pero el camino,
nos da y nos quita,
y burlón juguetea como un duende,
que nos enseña a ser niños
a través de sus travesuras.


VI.

¿Porqué llorar? -me pregunto-,
si llorar no alivia,
la pesadez de ese vuelo
que arrastra las patas,
e hiriendo con el roce de una tierra,
que se lamenta marchita,
la sequía del amor.

jueves, 23 de diciembre de 2010

"Este cuerpo"

Este cuerpo.
Este cuerpo que
es el muro y la frontera
que me separan
de ti.

Este cuerpo.
Que mengua con la luna
encontrado una sombra,
para cubrir
un trozo de carne helada,
escrita en "c",
con la inicial del corazón
y la forma del feto.

Este cuerpo.
Que se enreda en los misterios
de una vida, que invita,
a brindar con desconocidos
por los silencios de la distancia.

Este cuerpo.
Que no duele tanto
como lo que en él habita.

Y el espíritu integrado en
"este cuerpo",
que sólo quiere volar,
de este cuerpo,
cuya cárcel
es el muro y la frontera
que me separan de ti.

Este cuerpo.
Que retiene mi deseo,
y las entrañas de la vida.
Este, este es el cuerpo...

Jugar a las vencidas,
con este cuerpo,
es sumar guerras ganadas
con su alma.

Y su alma, de este cuerpo,
solo quiere,
solo quiere volar...

lunes, 13 de diciembre de 2010

MEMORIAS DE MI ALMA PUTA


No me vendo.

No vendo mis ideas,
ni mi mente.

Mi ser,
aunque se le ponga un precio,
no está en venta.

Rozad la pierna,
magread la piel que me recubre,
pero sabed,
que yo,
no me vendo.

Sentid! el calor de mi sangre,
mirad! mis ojos profundos,
intentad! leer mis labios,
pero después de eso,
y después de rodear mis muslos
de billetes,
SABED...

Mi ser,
aunque se le ponga precio,
no está en venta.

Sin embargo,
noto como se prostituye
continuamente mi persona,
porque este mundo
así me obliga.

Hoy,
me siento flor
cuando le veo mariposa.
Y me siento con alas
cuando tiende sus pétalos.

Hoy, me siento suya más que nunca.
Hoy, que tiene sed y yo soy agua.
Hoy, que tengo hambre,
y sus dedos
acarician mis labios
de tal modo
que saboreo las esencias
que introduce en mi cuerpo.

Él sabe,
que soy la nieve que cae
sobre la colina olvidada.

Él sabe,
que soy el suspiro del llanto,
y el silencio de la noche.

Él, lo sabe todo de mi.
Él, lo sabe,
porque él soy yo,
porque yo,
soy él.

Él, que es la colina sobre
la que yace mi fuente.
Él, que es la lágrima de mi deseo.
Él, que es la noche de mi descanso.

Él,
que lo sabe todo,
es la mariposa que vuela alto,
mientras yo,
como una rosa,
retengo mis pétalos,
para que no caigan
y los robe el viento
antes,
de que venga
a hacerme suya.

Y yo,
desde otra orilla,
le susurro al viento
mis poemas,
y que la brisa
le acaricie diciendo mi nombre.

Impregno de canciones
mis necesidades.
Mientras espero,
que la dulce miel de su boca,
hilvane una distancia ilusoria.

No hay nada
que pueda comprarnos,
no hay nada deje vendernos,
y sólo el amor,
es nuestra moneda de cambio.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Volverás a buscarme



Maldigo esa pulcritud
de tu sexo,
aislado, por miedo,
a la profundidad del placer
que se somete a ti.

Di...
di que no deseas
cómo mis ojos te penetran,
encendiendo los instintos
que fustigan pecaminosos
tu lascivia encadenada.

Me miras.
Fantaseas por debajo de la ropa,
sabiendo que tu piel,
puede iluminarse
a trazos,
con saliva, con fluidos,
y con todo este cuerpo
que se entrega...

No huyas
de mi pelo "madreselva"
enredado entre tus manos,
de las riendas que nos doman,
salvajes, instintivos,
sudas-transpiro,
expeles-exhalo,
goteas-segrego,
rezumas-te calo...

Nos robamos
los aromas del cuerpo,
impregnándonos
el uno del otro,
fusionándonos en las aristas
de un poliedro humano.


Te grito,
respiras mi aliento,
te abrazo,
estremeces tu cuerpo.
Sonrío y lloro,
me tocas, me soplas,
me llamas,
te quemo, te tengo,
te agarro...

Subimos la cúspide,
inmersos en un mundo propio,
un vuelo de esencias
que se filtran en el tiempo,
anulando todo rumbo
que no sea el camino
hacia nosotros mismos...

No tengas miedo,
yo,
maldigo esa pulcritud
de tu sexo...
Y mañana,
volverás a buscarme!

sábado, 4 de diciembre de 2010

A veces, me siento triste (II)

A veces, me siento triste.

Demasiado triste para dar la cara,
para mirar con unos ojos que caen
desgarrados a su alrededor.

A veces, me siento triste.

Mi tristeza,
desea huir,
buscar otra vida,
otro cuerpo,
otra historia donde
no reconocerme,
donde no tener una imagen
de mi misma,
dónde no comprobar,
como el mundo,
duele.

A  veces, no quisiera ser nadie,
ni quisiera ser yo...
A veces, no quisiera ser,
porque
a veces, me siento triste.

Quisiera mirar hacia otro lado,
antes que sentir el fracaso,
doloroso,
resbalando como pinchos
por este angosto camino
que lleva mi nombre,
y que me hace ser humano.

Quiero ver el lago,
calmo,
con un pequeño reflejo
en movimiento,
que va cambiando las formas
de mi cuerpo.

Y busco,
ser un espíritu libre y salvaje,
como el potro que corre,
profundo en su empeño,
y gritando ¡LIBERTAD!

A veces, muero de hambre,
si no muero de pena,
y a veces, muero de pena,
cuando ellos mueren de hambre.

A veces, muero de amor,
cuando no muero de odio,
y a veces, siento decir,
que muero de odio,
cuando unos,
declaran sus guerras,
y matan a gente,
que no entiende
ni de armas ni de dioses,
ni porque sus hijos mueren
como héroes,
destrozados por banderas,
y colores anulados
entre lutos sangrientos.

A veces, me siento triste...

http://www.youtube.com/watch?v=rJNInqZG2XI

 El 8 de junio de 1972, un avión norteamericano bombardeó con napalm la población de Trang Bang (Vietnam). Allí se encontraba Kim Phuc con su familia. 
En ese momento, cuando sus ropas ya habían sido consumidas por el fuego, el fotógrafo Nic Ut registró la imagen, en la que puede verse la profundidad del sufrimiento, la desesperanza, el dolor humano de la guerra, y cómo la padece la población más débil. 
La niña fue llevada al hospital, donde permanecería 14 meses, y sería sometida a 17 intervenciones de injertos de piel.
Hoy día, la protagonista de la foto, está casada con dos hijos, y reside en Canadá. Preside una fundación dedicada a ayudar a los niños que son víctimas de la guerra y es embajadora de la UNESCO.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Los acordes del violin

(La música que me ha acompañado en estos momentos:  http://www.youtube.com/watch?v=m--I61cPzJY )

Un viejo violín,
sonaba entre la aurora
y el rocío de mi despertar.

Siempre me gustó su sonido,
y siempre, soñé con sus acordes
reposando sobre mi piel,
mientras hacían llorar,
reír,
o sonreír,
con el eco de sus notas...

Será, que el buen amante,
nunca mira de qué color,
de qué madera,
o qué clase de vida
ha llevado ese "instrumento",
y sólo es capaz de sentir
cómo eleva el alma de quien lo toca.

Yo soy su buen amante,
que admira cada día más,
el porte, la manera con que mantiene su esencia,
haciendo de sí mismo
un canto a la inmortalidad...

Provocando, que mi amor haya cruzado
los límites de esta vida,
y desee recorrer,
cada partícula de aire
donde pueda escuchar ese sonido suyo.

Me confesó aquel viejo violín,
cómo ansiaba que volviesen a tocar
sus cuerdas olvidadas,
cómo quería volver a brillar
entre el amor y la pasión
de una mano que lo guiase...

Yo, lo habría dado todo,
por ser el arco que lo acaricia,
por ser el hombro que lo apoya,
por hacerle el amor entre acordes de gemidos,
incluso por la osadía de ser,
la mejor obra de su vida puesta entre sus cuerdas.

Volver a recordarle
cuan gran obra maestra hay dentro de él,
y cuántos días nos quedan de gloria
para componer los nocturnos más hermosos,
con la libertad de amarnos
"con ramitos y al alba",
y ser nuestro resorte...


miércoles, 24 de noviembre de 2010

***
Sólo yo,
sé cuánto te quiero,
y aún así, no logro comprender
lo grande que es este sentimiento...

Miro al cielo.
Imagino el infinito,
extenso,
ilimitado,
pero tremendamente pequeño,
a este corazón que has hecho tuyo.

 ***
Y desgatados mis pasos
que sugerían ir a ti,
se ha roto el camino
para no volver hacia atrás,
así, tu pecho,
se ha convertido en el hogar
donde habita una parte mi alma.

martes, 23 de noviembre de 2010

Entre tus brazos


La lágrima es el secreto
escrito sobre la piel,
que se niega a mirar
por debajo de las sombras.

Cuando te miro,
la incontinencia del deseo,
arañan esas ganas de besarte.

Con la sístole de un sexo retenido,
la garganta aguanta las ganas,
de atraparte,
entre el vientre y las caderas.


Por cada "te quiero" en la distancia,
una emoción reclama otro nuevo.

Y esa lágrima, recibe un sabor a despedida,
cada vez,
que me deseas "buenas noches",
y aún sabiendo que volveré a verte,
genera esa angustia que me vuelca sobre ti,
desplazar mis manos por todo tu cuerpo,
y quedarme, para mi boca,
las esencias de tu piel.

Me siento vacía,
aunque siempre estás dentro,
y mi tiempo de descanso,
está en el sueño de ver 
cómo libertas mis pasiones,
aislándome de un mundo 
que jamás entendimos.

Y cuando siento,
que algo ha muerto dentro de mi...
Y cuando siento,
que estoy muriendo en vida...
Sólo imagino que me pierdo,
nuevamente entre tus brazos...

domingo, 14 de noviembre de 2010

DEL RIO A LA MAR

Del río a la mar.
Voy andando del río a la mar.
Y en la playa empiezo a soñar.
Soñar en un mar azul y hermoso.
Del río a la mar.



                                                         (Poeta: Guillermo Jiménez, 10 años)

El canto Celta

http://www.youtube.com/watch?v=B-aOYsrymJM&feature=related



En el ocaso del sentimiento,
el druida,
inmerso en el bosque,
rescatará una vida de amaneceres.

La roca se tiñe de sombra,
bajo el canto de la rama del árbol,
y el pensamiento, que se dispersa,
volverá hacia el camino de las estrellas,
para traer nuevos mensajes
con toda la luz que nos falta.

Las gotas de rocío cuelgan
desde los techos fríos del miedo,
y el temblor calienta de esperanza
nuestro cuerpo...

Los dioses escuchan,
nuestros gritos bastardos,
pretenciosos de una herencia
confundible con el caos.

Somos bardos mensajeros,
y con el movimiento cantamos
"nada ha cambiado",
salvo una modernidad que nos consume.

Y el druida,
que sólo quiere ahogarse en la bruma
y escribir sobre el árbol,
ha perdido la visión,
entre el humo de la ciudad
y las prisas de un "teclado".

miércoles, 10 de noviembre de 2010

No soy un saldo...

Se ponía rimel como cemento en sus pestañas,
carmín sangrante medio gastado
y desgastando el perfil de sus labios.

Poca ropa para que se vea su carne de ganado,
y salía, cargada de sueños rotos,
para sentir un poco menos...

Tras sus medias arañadas,
las marcas de la intemperie.
Los morados de sus gluteos,
el sello de algún desalmado.
Y los desprecios e insultos, a la chepa,
que para eso, le habían "pagao"...

Te acostumbrarás, decían,
mientras se subía las bragas,
y ella contestaba,
a ser puta de una hora, te acostumbras,
pero no se acostumbras
a que después de puta,
te hagan sentir que no eres nada...

miércoles, 3 de noviembre de 2010

... Rendida... a ti...



Da igual las veces que se haya besado un cuerpo.
Da igual si existe un pasado,
si, ésta, es como una primera vez,
- SIENDO LA PRIMERA VEZ... contigo.

Veo, en ti, mi presente y una parte de mi vida...
el espejo donde mirarme cada mañana
sin el miedo de contemplar algo desagradable.
Será porque me gustas... demasiado...

El deseo y las ganas se escriben
por encima de mis piernas,
y mi ombligo se deforma
acompasando la respiración
a los temblores de mi cuerpo.

Trato de disimular huyendo mis ojos,
para no caer sumisa e "inmoral",
entre esos brazos tuyos
en los que quiero anidar
mi fuerza y mi fragilidad...

Sutilmente,
cada uno de mis dedos buscan tus ojos,
cerrados a mis caricias...
y aparcando mi piel sobre tus labios,
deseo que muerdas toda la carne que te grita.

Por cada botón que arranco de tu camisa,
los muslos juguetean a rozarse,
el aliento destapa algún gemido fugaz,
y frenéticos nos rendimos al placer de sentir
como rastreas mi piel por debajo de la ropa...

Tu lengua,
sedienta,
va tanteando amaneceres entre mis pechos,
y al mismo tiempo que te fundes en mis pezones,
me balanceo, empujándose mi cuerpo hacia ti,
mientras deseo que no tengas piedad alguna,
y te bebas como un vampiro experimentado
cada parte de mi ser...

Ya no huyo ni rehuyo,
ni trato de disimular
que la excitación más sublime
me ha poseído.
Mas es tiempo de estimular-te
para que como nunca, también te posea a ti...

Eres esa parte indispensable
del placer que necesito...

Me siento como una paloma
desplegando sus alas,
y vuelo por encima y por debajo
de tu cuerpo mientras grito
que te quiero y que te tengo...

No te asustes si te agarro,
se te cojo, si te miro,
si te chupo, si te grito,
si te gimo, si te beso...
con todos los labios
que se dibujan en mi cuerpo...

No te asustes si te lloro,
si te abrazo, si te suelto,
si me muevo o si me paro...

No te asustes...
y disfruta conmigo,
porque hasta la última gota de fluidos
que recorra nuestra piel,
tendrá el perfume
de la libertad de dos amantes...

sábado, 30 de octubre de 2010

La grandeza del ser...

Qué pequeño es el gran mundo, dice,
qué pequeño y perdido entre la infinidad...

Y hablamos de inmensidades,
expresadas entre tierras y mares,
y olvidamos que la más grande,
habita dentro de nosotros.

jueves, 21 de octubre de 2010

Ennegrecidas mis venas
por la sangre que se enfría,
y con el moho de las lágrimas en mi piel,
presagio un gran desastre para mi corazón.

Ayer,
sólo reia,
sólo cantanba,
sólo bailaba,
sólo daba gracias a la vida...

Pero hoy,
con estas venas colapsadas,
por esa sangre que ya no late por ti,
he dejado de sentirme viva...

Y ayer,
que sólo reia,
que sólo cantaba,
que sólo bailaba...
no sabía,
que sólo escribía,
un feliz comienzo,
para un final de agonía...

Si te quiero,
o te he querido,
qué te importa si te vas,
y enmudezco entre llantos,
y sin dejarte de mirar,
contemplando la derrota
de un corazón que se para,
porque no quiere sufrir más...

domingo, 17 de octubre de 2010

Inédito

Apenas unas letras
en la ventana del cielo
de tu mirada
y se dibuja en mi piel
una sonrisa
entre los pliegues
de mi pudor

Francisco J. Picón

jueves, 7 de octubre de 2010

Mi (TU) desnudez...


Me desnudaría siempre;
sin pudor;
frente a ti,
y cuantas veces quisieras.

Porque no me siento desnuda,
cuando arropas con tu mirada
la piel que busca
exhibirse ante tus ojos...

La perversión de mi vergüenza
me enloquece,
desatando los movimientos más impuros.

Más estos dedos, llenos de energia,
son ceniza al roce de tu cuerpo;
que a carboncillo,
podrían dejar sus huellas sobre tu piel,
y escribirte entre caricias mis deseos...

Mis pecados y delitos
son el vicio de fantasear,
imaginar cómo caer sobre ti
con mis pechos gritando a latidos
que quieren vestirse de nuevo
entre tus labios...

Morderte con dientes de loba,
para besarte como si fueras un bebé.
Rodearte con mis piernas de mujer,
entre el paraiso y el placer,
y susurrarte con gemidos
que nos queda toda la vida...

Si la pasión tuviera nombre,
entre sus letras leería el tuyo.
Y qué importa si mañana
ya no suenan tus pasos hacia mi,
cuando hoy,
ya nos hemos dejado la piel escrita...


Cuando hacemos el amor
y aún sin terminar de hacerlo,
ya nuevamente nos estamos deseando...
y en ese momento y por siempre,
sabes,
que mi desnudez descansará en tus manos...

lunes, 20 de septiembre de 2010

Hablar



Querría hablar en silencio...
Hoy, tengo demasiadas cosas en la cabeza,
y muy poca saliba que gastar...
Querría hablar en silencio,
porque el silencio me ha robado la palabra,
y no me deja alternativas... por eso,
querría hablar... querría hablar en silencio...

***

La decepción de pintar el mundo de colores
con acualeras que sangran por la lluvia...

La inestabilidad de pensar
que todo pende de hilo en manos ajenas...

Puedo sentarme con "razones" presupuestas,
adoptar la coherencia de catálogo para ponerla en mi mesa,
y escribir en base a la instrucción establecida para ser un ser social.

Pero esto,
no es una declaración de intenciones,
solo la reafirmación de lo que soy.

Que no quiero ser de un grupo
si existe la renuncia del individuo.
Que primero, soy persona,
y sigo gritando como haría un pobre diablo,
para no hundirse en la fosa común del olvido...

viernes, 17 de septiembre de 2010

Con título musical:

http://www.youtube.com/watch?v=lS70PHWmfwU&feature=related

Hemos pintado
la sonrisa de la luna,
en todas las noches de ausencia,
esas, en las que pesaba más la soledad
que un cuerpo inerte.

Y corriendo la cortina de nuestros ojos,
dejábamos escapar
los gemidos de una lágrima
que masturbaba nuestro malestar interior,
porque al final, nuestro mundo,
está hecho para ser compartido.


Con los dedos alzados al aire
tratábamos de unir estrellas,
trazando un camino al exterior,
o un puente hacia los sueños,
al quedarnos pequeño este lugar.

Pero aparcados los juegos de niña
en aquella edad desvanecida,
alguien trató de rescatarme,
borrando la apatía, para vivir intensamente,
y marcando de nuevo,
un camino que carecía de señales...

Así conseguimos historias,
que solo pueden ser escritas
por sus dedos y los mios.
Para volver a la nostalgia
cada vez que abramos el libro,
a ese pasado que nos recordará
de lo que fuimos,
lo que somos hoy,
desde guiños nacidos entre nosotros,
para nosotros...
acompañados de las más clásicas canciones,
cuya melodía ha sostenido tantas veces,
nuestra piel en una caricia.

Y nuestras caricias,
las palabras que inventábamos
con la sonrisa de una mirada perdida,
y el calor del deseo trepando
por unas piernas enredadas,
de las que ya no sabíamos,
si eran suyas o si eran mias...

Ahora,
el silencio;
y en el silencio,
un único sonido,
el eco de un corazón que se acelera
por cada golpe de latido,
y va diciendo nuestro nombre
en una sola palabra:
AMOR.

domingo, 5 de septiembre de 2010

¿Mujer disfraz?


No puedo percibir en tercera persona
mi visión de amor y vida,
aunque también pueda habitar tu visión
aquí y en mi,
pero no sería justo
que yo hablara por los demás...

No sería justo hacerme,
de un dolor del otro,
un traje para el espectáculo,
cuando no sé las sombras que
desamparan el mundo;
ni hablar de un amor que desconozco,
cuando ha tocado la varita
de la incomprensión...


No podría hacer algo mío
si mis manos no manipulan,
ni besar a nadie sin mis labios...

Y me pides que "me" ayude,
y me pides que te diga
cuánto veo
y qué veo
alrededor de mi vida...

Yo,
creyente de todo,
indecente,
y a la vez
algo dejada,
puedo decirte que soy
la reina del desorden,
y tan impuntual como
siempre amáblemente perdonada...
Así pues, veo,
que existe la paciencia y el perdón...

Voy danzando entre lobos y
caperucitas,
y aunque a veces muerdo,
y otras,
tiendo la mano para dar de comer,
nunca estoy
en ningún bando en concreto...
Y después de todo,
no se me deja abandonada.
Así pues, veo,
que siempre hay un regazo
generoso dispuesto
a ofrecer cobijo..

Y me pides que "me" ayude,
y me pides que te diga
cuánto veo
y qué veo
alrededor de mi vida...

Veo que el dolor
se remonta con la alegría,
y la desgana con pasión,
veo que la esperanza
es el motor de la vida,
y que no hay vida posible,
si no hay amor.

Veo que nuestros vestidos
tienden a hablar
por cada uno de nosotros
sin posibilidad
de un juicio justo,
y veo que si una boca no calla,
es acallada con las sandeces
de la intolerancia...

Y me pides que "me" ayude,
y me pides que te diga
cuánto veo
y qué veo
alrededor de mi vida...

Y en la vida que gira alrededor,
veo que la fortuna juega conmigo.
Que la suerte está colgada de un armario
que hemos descuidado...

Veo que tenemos la fuerza infinita
de salir adelante como sea,
y la facilidad de perdernos
en medio paso...

Y tanta es esa fuerza infinita
por sobrevivir,
como temores y debilidades
para ir perdiendo lo mismo
que nos fué concedido...

Veo que la soledad inunda
la esencia humana,
y que la búsqueda de una identidad
será la tónica
de nuestros recorridos...

No sé si se puede soñar
dentro de un sueño,
aunque yo he soñado
que soñaba,
para dejar en manos ajenas,
la responsabilidad de hacerme
perder mi juego...

Pero si no somos nosotros mismos
los que disfrutamos de este momento,
no podemos esperar,
que alguien nos devulva la vida
que hemos ido relegando,
a los que apuestan por vivirla por nosotros.

Pero si no somos nosotros mismos
los que pensamos con propiedad,
no podemos quejarnos de que el mundo
se haya vuelto loco...

Y me pides que "me" ayude,
y me pides que te diga
cuánto veo
y qué veo
alrededor de mi vida...

Y puedo sentirme cegada
por imposibles teatros,
llenos de colores robados al arcoiris.
Impregnarme de esa hipocresía
que nos parasita con el tiempo,
convirtiéndose en un escudo-barrera
para que el dolor y la decepción
resbalen por ella como puedan...

Pero siempre te hablaría,
de lo que veo, de lo que creo,
y de cómo mis visiones
determinan mi persona,
mi sentir...

Y ahora,
¿cómo podría no implicarme
a la hora de escribirte,
si mi corazón camina
por delante de mis pies?

Y reconozco,
que no quiero ser de otra manera,
y que no voy a negarme lo que soy,
aunque deba pagar
con mi propia vida,
la defensa de una libertad,
que me deja tirarme de cabeza
y sobrevolar el mundo entre las nubes
antes de estamparme contra realidades
que a mi, me parecen ficticias...

Podré decir que he volado en globo
sin salir de casa,
podré contar que he sido sirena
sin saber nadar,
o que he sido musa acariciando
cualquier arte escapado entre mis dedos...

Y me pides que "me" ayude,
y me pides que te diga
cuánto veo
y qué veo
alrededor de mi vida...

Y ahora,
¿cómo podría no implicarme
a la hora de escribirte,
si mi corazón camina
por delante de mis pies?

¿Y cómo podría contestarte
si no sé si mis ojos me engañan?
así pues, te diré,
lo único que creo que sé:
- QUE ESTOY... VIVA -

sábado, 21 de agosto de 2010

El silencio del mundo...

 
Seita, de 16 años, va a ser sometida a la escisión, 
                                                                                    VA A SER MUTILADA...


                                
Tras la mutilación Seita se mira la herida, temiendo que tengan que cortarle más
                                                                           Fotos: Stephanie Wells/Gamma Liaison

GRITO, GRITO, GRITO,
¡grito ahora que estoy viva!
Antes de que me mates,
o antes
de que seas testigo mefistofélico
de como me deboran ...

GRITO, GRITO, GRITO,
como una paloma con las alas rotas,
que se arrastra hacia su salvación,
esperando de todos aquellos
que ven en mi dolor un espectáculo,
vengan a salvarme...

CONFÍO EN TODOS,
porque NO CONFÍO EN NADIE,
y la esperanza de encontrar a un samaritano,
me lleva a la locura del servilismo...
y me desquicia la consciencia
incongruente con mis actos...

Esa no soy yo,
la sangre no muestra mi cuerpo,
y mi cuerpo limpio,
tampoco mostrará mi alma...
esa, no soy yo...

Pero yo,
GRITO, GRITO, GRITO...
Y GRITO, Y GRITO...
¿qué ha pasado entre nosotros,
para que no acaezca ni un brote
de compasión?

¿Será necesaria la pérdida para
buscar un lugar a la cosas que ya,
se han ido, y nunca ocuparán?

GRITO, GRITO, GRITO,
grito impotente,
aislada,
encerrada,
anulada,
pero sigo gritando
en medio de una tormenta social.


No puedo más,
no puedo más,
esta guerra me tiene prisionera,
y me apunta en la sien
con un revolver,
el juego de la ruleta rusa,
sentenciará este fial...

Y yo,
estoy vendida a mi suerte,
mientras mis pies se preparan,
para saltar a los abismos,

(El mundo se retuerce de dolor, y el silencio es un cómplice sicario de la humanidad)

lunes, 16 de agosto de 2010

... para curarnos...


Cómo duele la ausencia,
y cómo duele el dolor
por encima del dolor...

Y si para sentirme viva he de sufrir,
me parece un precio justo,
cuando la recompensa es ese
beso ansiado y necesario
que nos hace sonreir...

Hablo en silencio mientras camino solitaria,
y murmullan los gestos de mi cuerpo,
declarando la intención de revolcarse
en un éxtasis continuo que me deje exhausta.


Mis dedos simulan ser plumas,
y mis plumas una cárcel de instintos
hacia mi cintura,
ese camino corto al placer
de un abrazo provocado y deseado a la vez.

Esta mujer,
de besos en duna,
que derriten formas al viento
con el susurro de un te quiero
rozando la boca,
es el frío de una noche abierta
entre arenas,
y el calor incesante que arropa la piel...

Esta mujer,
de besos húmedos,
que se enlazan al revuelo de tus ojos,
cerrados al paso de sus suspiros,
es el cuenco de agua
para las necesidades,
para las ganas,
de salpicar mutuamente con unas gotas,
unas lenguas que sin tutú
vuelan, saltan y se agarran,
en un baile sincronizado
que no entiende de reglas,
que no entiende de pasos...

Cómo duele la ausencia,
y cómo duele el dolor
por encima del dolor...

Y si para sentirme viva he de sufrir,
me parece un precio justo,
cuando la recompensa es ese
beso ansiado y necesario
que nos hace sonreir...

sábado, 14 de agosto de 2010

Soy... sin ser nada...


http://www.youtube.com/watch?v=Gr4FN_DOpSk&feature=fvsr



Soy la voz de mi destino,
y la fiebre de mi pasión.
La magia entre mis pechos,
con la cuerda de un reloj.

Soy más grande,
cuando nunca he sido,
y sigo siendo,
a pesar de un adios.

Soy directa y soy tirana,

soy novicia y soy fulana...
Y respiro contenida,
y a bocanadas,
cuando mis gemidos
me fustigan,
entre el placer del hoy
y el deseo de mañana...

Cada día que me arropa,
me hace ser lo que soy,
y soy lo que soy,
sin ser lo que fui,
porque las ganas de cambio,
son el río que me arrastra
entre la furia y la calma,
para encotrar el equilibrio,
y mejorar mi morada...

No soy un nombre,
no soy una cara,
no soy un número,
no soy un programa...
no soy lo que pintas,
de ti no soy nada,
no soy lo que miras,
no soy lo que hablas...
Y a mi tus dedos,
no me señalan...

Y el silencio me define,
me define la mañana,
la luna en mi alcoba,
que dibuja atolondrada,
cada poro de mi cuerpo,
que se escurre
entre una sábana...

Y tus ojos si se pierden,
encerrados en mi piel,
escucharán como te grito,
que soy sin ser nada,
porque lo que importa
de mi ser,
está guardado más allá
de una palabra...

viernes, 13 de agosto de 2010

La realidad de los sueños



Los sueños nos mantienen vivos
¿Acaso alguien,
ha sido capaz
de vivir sin ellos?

Tres notas se arrugan
entre el silencio y el sonido,
y un canto de sirena
que danza en la garganta,
busca partituras por invertar.

Y con papeles
llenos de frases sin sentido,
escribo la historia de un futuro,
haciéndola pasado antes de llegar.

¿Cómo puedo echarte de menos
sin haberte conocido?
¿Cómo saber que existes?
¿Cómo sabes mi nombre
sin llamarme?
¿O cómo puedes hablarme cada noche
y yo escucharte desde el infinito?

Y siguen girando nuestros pies
mientras pisan el barro que nos formó,
... hablándo al aire que da cuerda,
... o escuchando como la brisa
viene cargada de mensajes...

¿Cuántas veces debemos gritar un miedo
para que vengan a rescatarnos?
Que mi pecado ha sido nacer sin recuerdos,
y aprender a hacer contorsiones con mis neuronas.

Duele doler, cuando lo que quieres es amar.
Duele que no te amen y buscar los motivos,
con millones de "porqués" a cuestas,
tanto por arrastrar ,
vagones cargados de respuestas,
pendientes por interpretar...

Duele el hambre cuando tienes comida,
pero el hambre sin comida duele más...
Duele la sed, duele el agua, duele la vida...

Mas...
de esos sueños que nos mantienen vivos,
también duelen,
cuando no tienen salida...

lunes, 9 de agosto de 2010

El cuento de la vieja...

William Adolphe Bouguereau (La Rochelle 30 de noviembre de 1825 – 19 de agosto de 1905)


Habeis curado con lágrimas
la sangre derramada por vuestros hijos,
que fueron, un festín de intereses,
comida para las altas esferas,
ganado al que se ceba para desangrar
y quitar la sed de la gula.

Nunca elegí ser esa mirada
que se levanta desde arriba...
nunca elegí tener esto...
nunca elegí... nunca elegimos...
¿o sí...?

Sé, que de nada me sirve
mostrar mis escamas,
decir que fuí sirena de probeta,
recordar tus arcos aórticos,
si incrédulos,
seguimos ignorando un minúsculo mundo
que se hace miserable entre el universo...


He impostado en otro idioma,
para comprobar que estamos sordos,
y el eco de lo inentendible,
es un "matrix" adormecido,
en tormenta de ignorancia programada.

No quiero darte miedo,
cuando veas mi lengua cazando moscas,
y mi cuerpo enredado en cascabel.
Solo darte la fuerza que te invite
a pensar...
Solo darte el impulso
a ser tú mismo...
Solo darte la oportunidad
de vivir la realidad de tu propia vida...

Los cuentos de hadas no existen,
y tú eres esa propia estrella
cargada de mensajes...
DESCÍFRATE, y tu humanidad, te hará libre...

jueves, 5 de agosto de 2010

Qué es...

¿Qué es poesía? me decía...
¿Y cómo podía contestarle?
Cómo podía decirle,
que su cuerpo,
su mirada,
que sus silencios,
o sus palabras,
eran y son mi poesía...

Hasta mi vida entregada,
cuando en forma de besos
me bebía,
con tremendo placer
para mis sentidos
y para el alma mía...

Yo, escríba,
hablándole de amores,
despojándome de letras
que caminaban tormentosas
en busca de sus caricias...

¿Qué es poesía?
Ay, si yo pudiera
de un beso,
escribirle en su boca
la palabra más bonita...
para decirle...
"Mi amor...
un silencio tuyo
en mis labios
es poesía...."

lunes, 2 de agosto de 2010

... de la diferencia...

Es diferente a mi,
y le amo...
Soy diferente,
y me ama...

No piensa como yo.
No pienso como tú.
Y tú,
no piensas como nosotros.

Pero eso,
no nos hace enemigos,
nos hace diferentes.

Sólo somos extremos,
de una verdad tejida entre todos...

Solo somos extremos
de una gran idea,
que carecería de sentido
si fuéramos la misma cosa...

Y si fuéramos la misma cosa,
nos faltarían ojos, brazos y piernas,
nos faltarían espacios, puntos que unir,
nos faltarían colores,
nos faltarían cosas por compartir...

Tú y yo pensamos diferente,
y entiéndelo,
que no nos hace enemigos,
simplemente, nos complementa...

Nuestros extremos,
a un lado,
y a otro,
son el apoyo de un trípode,
para cargar nuestros pesos...

Nuestros extremos,
a un lado,
y a otro,
son el segmento,
que nos permite medir el mundo,
pasar por el centro,
y juntos... siempre juntos...
medirnos "en" distancia,
hasta las estrellas...

viernes, 30 de julio de 2010

Prueba de virginidad...

No hay defensa alguna para nadie...
ni para alguien que se olvida
que tras el nombre, o tras el sexo,
se esconde algo más que un cuerpo.

No podemos defendernos,
y continuamente mostrar,
o demostrar...

Me cansa,
ir con la prueba
de viriginidad en la mano,
y agitarla como un preso
entre barrotes...

Me cansa...

Me cansa,
sentirme viva en la mañana,
y asesinada por la noche,
porque poca cosa soy...
o poca cosa crees que represento...

Poca cosa soy,
y no más diferente que ayer,
cuando veias estrella en mi...

Ni mañana
habrá cambiado mucho de hoy...
porque siempre
la esencia será la misma...
tal vez renovada...
un poco más curtida...
con suerte, cicatrizada...

pero seguiremos,
con esta misma sangre
que corre...
y con esta misma brisa en la boca...

Pero poca cosa soy...
o poca cosa crees que represento,
y por eso,
te olvidas de tanto... de tanto...
de esos pequeños detalles
que podrían cambiar el rumbo,
porque...

¡Escúchame!,
aunque creas que no tengo nada
que decir...
escúchame...
que la metamorfosis y los grandes cambios,
no siempre son visibles por el camino...

Poca cosa soy...
y sigues obviando a esta crisálida,
una ninfa acallada y temerosa
antes de salir...

Y mañana...
si me ves alas de colores
¿que tendrá de diferente para que
gires tu mirada hacia...?
yo,
ese olvido tuyo miserable...
porque poca cosa soy...
o poca cosa crees, que represento...

lunes, 26 de julio de 2010

De la nada, el todo...

No tengo barco
y no soy pirata.

No tengo tierra.

No tengo pies
que dejen huella.

Ni tengo tiempo,
ni tengo nada...

Ni mis siete vidas
por ser felina,
ni el ronroneo
de una gata.

Que tengo sed,
y no tengo agua,
que tengo hambre,
y no tengo boca,
que tengo dientes
y no sé morder...

Que tengo vuelo,
y no tengo plumas,
que tengo ojos,
y no puedo ver.

Que tengo sin tener,
y grito, y grito,
y grito desesperada...
¡me ahogo!
que tengo aire y no me entra,
que mis pulmones se cierran...

Que hasta mil soles harían sombra,
mientras mis ventanas
no estén abiertas...

Como un recién nacido,
suceptible,
fuerte pero indefensa,
con ganas y dispuesta,
pero perdida,
necesitada...
dependiente...
y mi moral,
en el abismo absoluto,
encarcelada entre la necesidad,
y la voluntad...

Y culpa,
de no saber,
de no poder,
de tener y no tener...

De la nada,
el todo...
Del todo,
espacios vacios,
esperando...
existencias,
sueños,
anhelos...


Y aquí,
en el confín
de un alma rota...
que rehace el origen
de un mundo
que reposa en
las manos de deseo...

domingo, 25 de julio de 2010

Diosa sin tiempo y humana sin dioses...

I

El mundo que pesa
en unas manos,
se deshace en los pies...

Pasa,
la vida,
pasa.
Los tiempos marcados,
pasan.
Mientras,
seguimos girando inercias
con la cabeza alterada,
por tanto desconsuelo...

Me imagino muchos inicios,
con leyendas que hablan,
de un mar profundo nacido
de todas nuestras lágrimas.
Y de ese jardín de rosas,
lleno de millones de esperanza...


Quién será...
quién será el que me acompañe
con banderas desnudas...

Quien será,
el que se vista transparente,
el que sea tan "cobarde"
para decir "No" a una guerra...

Quien será...
Quien será...


II

Quiero ser Diosa sin tiempo,
y humana sin Dioses...

Quiero ser una caricia de aire,
 y los ojos de la paz...

La sonrisa de una boca
en forma de cicatriz
que sube por su cuerpo...

La razón de sentirte vivo...
la vida de tus manos...
Quiero ser...

Quiero ser la muleta de los sueños,
el impulso de una fuerza,
el vientre de tu lengua,
el sabor de esos pies haciendo camino,
y la hierba fresca...

III

Pero siento ir caminando
entre cunetas cargadas de cuerpos,
los cuerpos de un cementerio de verdades,
de un paritorio de mentiras,
de un desguace humano,
de un corrosivo cruce de intereses,
que nada tienen que ver con las personas,
con las vidas,
o con la esencia del ser...


Quién será...

quién será el que me acompañe
con banderas desnudas...

Quien será,
el que se vista transparente,
el que sea tan "cobarde"
para decir "No" a una guerra...

Quien será...
Quien será...

IV

Quiero ser Diosa sin tiempo,
y humana sin Dioses...

Una loca suicida
que espera otra vida...
que mira al cielo,
que llora, que ruega y que reza,
sin pensar en su cuerpo...

Que nadie diga,
que esto,
es no saber lo que quiero...

Ahitada de ideas
que terminan sangrando fustradas...
mi mano, tendida al aire,
no puede levantar la ilusión
de toda la humanidad que se pierde...

Y yo...
Quiero ser...
Quiero ser Diosa sin tiempo,
y humana sin Dioses...

V

Me pongo nerviosa...
Esa enfermedad instintiva
que me obliga a adaptarme...

Y a veces callo...
y maldita sea,
que también me escondo
sin tener miedo...
Pero observo y absorbo
desde mi guarida improvisada,
para aprender del silencio...
entre situaciones
que me vuelven camaleónica...

Me pongo nerviosa,
y a veces con ello,
también rio...
pareciendo lo que soy,
una loca de la vida
escupiendo gritos y fuerzas,
y vitorendo a los que luchan por su futuro
dando la espalda a las penas...


VI

Quiero que mi nombre sea olvido,
bajo mis palabras que le hacen sombra...

Quiero ser el arco de un violín mimado,
la gasa de un recién nacido,
el reloj parado de un anciano,
el arroz de un muerto de hambre...

Quiero ser la sinfonia de la esperanza,
un acorde que acompaña,
el recuerdo de la ilusión,
y la fuerza que dice
"que otra vida es posible"...


Y con la lluvia escribir en el suelo
los besos que hagan falta,
y con mi saliba curar
las heridas del ayer,
y prevenir las que vengan del mañana...


Y por eso,
quiero ser diosa sin tiempo y humana sin dioses...

Y detener la censura que no nos deja vivir...


VII

Podría decir tantas cosas,
solo con una mirada,
pero encuentro a tan pocos
dispuestos a mantenerla...

Podría gritar tanto amor
con solo una carica,
pero encuentro a tantos
sentirse arañados con ella...

Y me pregunto tantas cosas
girando sobre mi misma,
como una peonza perdida
que no sabe para quien debe danzar...
ni para qué...

Y quisiera hacer saber,
que yo también he llorado,
que también lloro
y que también lloraré...

Pero podemos darnos las manos:
que con las propias solo cubrimos
una pequeña porción de nuestro cuerpo,
mientras que si las juntamos,
y con pecho contra pecho,
ante la tormenta,
solo nos mojaremos la espalda...

Vamos a hacerlo...

Hoy,
quiero confesarte cualquier cosa,
porque hoy,
deseo hablar contigo de lo que sea,
deseo hablar contigo de verdad,
transparente,
sin tapujos,
en un sublime éxtasis de consciencias,
espíritus abrazados elevándose,
entre estrellas,
como aire...

Hoy,
estoy loca por decirte,
pero mientras voy acercándome a ti,
presiento tu miedo humano.

Hoy,
queria hablarte de mi Dios,
sin que sintieras que estoy atacando al tuyo.
Hoy,
queria que sintieras que somos igual de hijos,
igual de padres,
igual de amigos,
igual de personas,
...

Hoy...
queria dejar de ponerle nombre a las cosas,
para hablar con la mirada en un mismo idioma...

Y todo esto, hoy...
Hoy, porque en ayer ya es demasiado tarde,
y porque mañana, no sé si podré...
Hoy...

Nosotras...

El día que sea incapaz de amar,
será el día que muera.
Y si respiro sin amar,
más vale que me maten,
porque para vivir así,
prefiero estar muerta.

Cuántas veces las paredes,
han sido testigos únicos de lágrimas confesas...
Cuántas lágrimas,
han hecho cola en la garganta
para reposar entre la almohada y la piel.


Me crucé con ella,
pisando la tierra que después la enterraría,
Me cucé con ella y sé,
que alimentó las raices de la manzana que después yo comería.

Compartí los mismos llantos, aunque fueran diferentes,
yo lloraba a la nada, y ella, le lloraba a la gente...

jueves, 17 de junio de 2010

Aún...



No sé qué pretendes,
ni qué pretendo contigo.

Debería salir corriendo
ahora que aún queda
una esperanza para morir,
sin estar atada a un recuerdo...

Y ahora que puedo,
no puedo...
Mi ansiedad por tus besos,
es más fuerte que cualquier
eternidad de vacio soñándote...

Soy una perra cazadora
olfateando tu aliento,
siguiendo tus pasos furtivos,
que huyen tras la duda,
porque a un animal como tú
no le gusta "ser cazado"...

Así que dejo que salgas corriendo,
mientras voy hiriendo mis piernas,
al seguirte entre y desde los matorrales...

Te veo entre las luces de una mirada
transparente,
te veo...
Y un aura de luz ilumina mi corazón...

Te grito entre jadeos,
"arráncame la piel si tienes frío",
que de nada me sirve cuando ella
solo quiere irse a tu cuerpo...
mi piel me quema sin ti...

"Arráncame la piel..."
Arráncame la piel
y deja que algo de mi te abrace...
que mi cuerpo no es mi cuerpo,
si no sigue tu mano de cerca...

Que mi sonrisa camina de medio lado,
sino le precede o le sigue la tuya...
Que mi voz habita en un silencio oscuro,
si no tiene nada que decirte...

Pero yo sé, que aún estoy a tiempo
de no enfermar...

Debería salir corriendo
ahora que aún queda
una esperanza para morir,
sin estar atada a un recuerdo...

Aún,
que no he probado tus palabras
silenciadas en mi lengua.
Aún,
que mis suspiros tienen sueños
de sabores afrodisíacos.
Aún,
que no sé qué pretendes,
ni qué pretendo contigo...

Aún...

domingo, 16 de mayo de 2010

Mejor en silencio...


                      I

A veces te diría mil cosas...
Creo que te llegan mejor en silencio,
dime ¿te llega todo lo que siento?

Mi aliento te espera enredado
en el espacio de una piel que pronuncia tu nombre,
Y mi pecho, ya tatuado, espera ese dibujo del beso
que lo haga volcarse en tus manos...

                       
                       II

Cuando te miro, mis pupilas permanen calladas,
reflejando tu sonrisa y escondiendo algún lamento,
que resulta ser delicioso a tu lado...

Mi cintura, te baila,
sin dejar de contonearse presumida,
intentando enviarte mil mensajes,
para que su danza no se quede sola...
¿Lo notas?
Como mi cuerpo se provoca y te busca...


                 III

El sabor de tus palabras,
es la poesía que ya está mi boca.
Y mi lengua, quiere volverse loca,
para lamer cada uno de tus deseos...

Hay sabores que no se olvidan, y tú,
eres como esa fruta que chorrea mis labios de verano...
¿Has repirado el calor de mi cuerpo hasta hacerte sudar
aún sin tocarme...?
Porque mi cuerpo,
no ha dejado de llover
cada vez que te pronuncio...
Busco tormenta...


                   IV

Y sé, que querer no es malo,
pero a veces, es como un anhelo continuo,
y un proyecto hacia adelante estancado,
cuando sabes que hay respuestas imposibles.

... "VEN A SALVARME ESTA NOCHE"...
Te cantaré esta canción mientras veo el horizonte
tiñéndose de infierno,
para que alguna de ellas vengas a rescatarme.
Será mi canción a cada día cerrado,
y para ti... pidiendote lo mismo siempre,
... "ven a salvarme esta noche"...


                       V

Seguiré volando sin alas,
sintiéndome como un animal perdido,
que se refugia en tus brazos,
como si la llamada de tu piel
fuera el reencuentro con mi hogar.

Pero seguire aquí... con un libro en blanco en mis manos,
para escribir todo esto, para dejar espacio por si escribes,
y cronstruyendo un poema abierto,
con tu nombre escondido entre verso y verso...


                      VI

"Vuela, Colometa, vuela",
me dices con ternura,
y yo solo puedo contestarte:
"hoy ten miedo de mi"...

Y yo me dejo hacer...
Si me sueñas me convierto en sueño,
si me respiras, soy aire para ti...
a veces quisiera decirte tantas cosas...
pero sigo creyendo que te llegan mejor en silencio.


                     VII

No te dejaría ir...
Nunca.
Y me quedaría horas y horas,
contemplándote... en silencio...
NO NECEITOS MUCHO MÁS,
para todas la cosas que te diría...

lunes, 19 de abril de 2010

Te necesito como sea...



Ya no puedo salvarme sola...
Te necesito como sea.

El infierno es un leve paraiso si lleva tu nombre,
porque hoy ya nada tiene sentido,
y ni sufrir, merece la pena...

Ya no quiero hacer grandes esfuerzos,
cuando agité tanto mis brazos,
mis piernas...
intentando permanecer a flote,
pero cansada y hundida,
soy como un juego perdido sin revancha.

He aguantado tantas veces aire...
que asfixiarme es abandonarme
al placer de dejarme llevar
por la rebeldía de un remolino...
No puedo luchar contra la naturaleza...

Hay aguas sin cauces y cauces sin agua,
y al igual que nunca quise caminos de mapa,
hoy tampoco persigo mis pasos...


Ya, no puedo salvarme sola...
y no puedo esperar que nadie venga a buscarme...

Te necesito como sea...

viernes, 16 de abril de 2010

Profundamente

Sentir las nubes entre caricias,
con manos de algodón que curan mi soledad.

Y esa parte que me falta,
busca el caer de tus párpados,
entre la timidez de mis gemidos...
Notar la punta de tus dedos
como una gota resbalando,
cayendo,
siguiendo mi camino...

Y la puerta de entrada
entre el roce de mis muslos,
se impacienta...
me contraigo...
y hoy,
hasta el aire está excitado,
y no me basta respirar profundamente...

Recorres mi columna de un soplo,
me besas los ojos,
me bailas los labios,
y recoges mi cabello...
perdiendo tus manos por mi cuerpo...
este cuerpo que siente la vida renaciendo,
al contacto de tu piel ...

Y me tumbo sobre tu lecho,
enredándome en tus dedos,
que avanzan sin censura...

Deteniéndonos por momentos,
para ir atrapando el aire
que nos hace flotar por un beso...

Amarrarnos cuerpo a cuerpo,
y seguir brindando con la piel,
para emborracharnos perdidamente
el uno del otro...

viernes, 2 de abril de 2010

Entre esperas ausentes...

Siento la piel desierta,
en un cuerpo ausente.

Trozos de metal arañando mi espacio
y el susurro de una tristeza
que desconoce la compasión...

Siento, que incluso volar,
para mi es un lastre,
cargada de sabores amargos
de un pasado... del que no puedo huir.


Y en mi futuro,
cáda lágrima me sabe a despedida,
y cada beso es un sollozo de esperanza,
entre el desconsuelo de tinieblas burlonas.

Estoy perdida.

¿Puedes leerlo en mis ojos?
Mírame nuevamente,
mírame...

¿Me has visto ya?
¿Cómo vas a poder ayudarme,
si aún no me sabes,
si aún no me sientes,
si aún no me intuyes...?
¿Cómo podrías ayudarme...
si aún no me tienes?

He besado tantas veces
...al aire,
quedando mis labios vacios de caricias,
... a la lluvia,
mojándo y humedeciendo mis deseos más pasionales,
...y dejándome,
abandonada al arrullo de un paisaje hostil,
que parecía acompañarme para fundirse en este sentimiento...

He mirado por la ventana...
cruzando la impotencia por detrás...
veo pasar un carrusel de vidas,
pero dar vueltas me marea,
y necesito expandirme en todo este universo...

No puedo ser inmune entre 
palabras vacías vestidas de seda...
Y siento, que tras la danza de la vida,
me he dejado una y otra vez volar,
confiada,
como una pluma,
para la que algún día el viento,
dejará de reirse de esta mísera fuerza,
acompasando mis pasos en la caricia
de un destino,
que me espera,
que late para mi,
que me sonrie,
que habita como un ángel,
que me busca,
que me canta una nana de bebé,
que es para mi...

Pero hoy...
siento la piel desierta,
en un cuerpo que se ha hecho ausente,
porque ya no quiere sufrir...

domingo, 21 de marzo de 2010

Múltiples maneras de vivir, un solo aire que respirar

No pierdas el tiempo en juzgarme,
sino en conocerme...

Es la primera lección que aprendí,
cuando me propuse que los prejuicios,
se convirtieran en suela de zapatos.

Aprendí que a partir de casualidades,
y de ciertos errores,
también nacen maravillas.

Que los colores se unen a "una"
pero cada uno luce en su espacio,
y para todos existe una orilla...

Un arcoiris de personas,
donde cada uno tiene algo que mostrar,
donde cada uno brilla...


La segunda lección fue que...

Asimilando el origen,
y a partir de la aceptación,
uno aprende a amar de verdad,

rompiento esquemas,
borrando alambres de ideas,
y abriendo puertas,
donde antes solo había barreras.

La tercera lección...

está en contínuo proceso de aprendizaje

Descubrí del amor infinito,
que puede ser tan ilimitado como salvaje.

Y que una voz,
queda supeditada al espejo roto del encuentro con uno mismo...

Múltiples maneras de  vivir, un solo aire que respirar.
Te conocí...
Y la magia perdida con mi niñez,
volvió con tu presencia.

Te descubrí...
Y contigo supe,
que existen las almas que mueven distancias.

Te sentí...
Y en las ausencias,
estabas más presente que mi propio cuerpo.

Te acaricié...
Y cada reflejo de mi piel por el saludo de la mañana,
sabia, que el sol aunque escondido no dejaría de brillar en ella.

Y te besé...
Por cada sueño que había en mi cama,
y por cada pestaña que en mi ojo abanicaba...

Y así, te conocí...
Querida magia, querida magia,
que sin verte haces de mi sonrisas pintadas...

viernes, 19 de marzo de 2010

Mi éxtasis carnal


El camino estaba marcado, y tú,
has soplado la punta de mis pies para empujar la puerta.

Sabes que mi mayor debilidad es tu saliba,
humedeciendo los labios que se abren para ti,
y que los besos penetran hasta mi sangre,
en un torrente salvaje que retrae mis músculos.

Hoy mis ojos te han regalado el mar,
por cada lágrima que murmuraban,
al son de mi éxtasis carnal que contraía mi cuerpo,
en una orgía de placer,
con el delito de pecar lujuriosamente,
entre fricciones de miradas en la piel.

Tristeza fria

La tristeza ha venido a secuestrarme,
¿pero qué me pasa?,
aún no tengo respuestas a la vida,
y la vida es una gran cuestión
que hay que saber formular...

Estoy temblando,
tanto, como un diálogo con la muerte.
Un calor por dentro hace ecos,
al helado tacto de mis manos...
Estoy temblando.

Tengo hambre de ideas,
y soy caníval de ellas,
con un folio en blanco en mi cabeza,
y una vida sin tinta para escribir...
Pero la tristeza, ha venido a secuestrarme.

Estoy temblando,
mi piel es un glaciar sin vida,
y solo este sudor me dice
que siguen latiendo mis ganas...

Estoy sola.
Me siento sola,
aunque me digas que me quieres,
el amor,
no es sinónimo de compañía.

Lo siento.
Tal vez, son cosas mias.
Tal vez no...
¿Quién lo sabe en este estado de confusión?

Quiero verte a mi lado,
pero quiero que los silencios
sean el baile que nos preceda,
que sepas desviar la mirada
cuando veas que me pongo nerviosa,
que cierres los ojos conmigo
y cuando lo hago yo,
para ver la misma luz entre las sombras...
¿Quién sabe si así puedas comprenderme?


La tristeza ha venido a secuestrarme,
y estoy temblando...
tal vez después del alba,
entraré en calor,
y comenzará un nuevo día...
¿Quién lo sabe en este estado de confusión?

jueves, 11 de marzo de 2010

Personas afines con-fines

I
Llegan a nuestra vida,
pareciendo que serán eternas,
nos enamoran sus sombras,
entre medias sonrisas de luna llena,
embriagados por tanta casualidad,
vemos una magia de cuento,
que en un solo pestañeo,
hace que se rompa el sueño,
y el principe encantado,
se nos convierte en un feo y sucio sapo.

II
Llegan a nuestra vida,
las miradas son esquivas,
a penas nos damos oportunidades,
nos atacamos como gatos en celo,
pero algo no nos deja dar portazo,
y un día,
la rana con su croar insultante,
se convierte en algodón penetrante,
que como caricia al alma,
para toda la vida nos acompaña.

martes, 9 de marzo de 2010

Amor de sueños, o reladidad...

Me preguntas cómo eres, y yo,
no puedo contestarte...
Cómo podría saberte,
si de ti, tú tampoco "te" sabes.

Te contesto como te veo,
señales de mi mirada que se ha colado,
a través de un agujero negro,
que me absorve por tu huella,
y que se escurre por mi cuello.

Me enamoré de una palabra,
me inventé la historia que quería,
y persigo tus ojos esperando respuestas,
temblando realidades que no vayan unidas,
al lirismo de mis sueños perros.

Me preguntas tantas cosas,
sin caminos de respuestas...

No sé porque te quiero,
ni qué es lo que siento,
si es porque eres,
si es porque fuiste,
o si es porque no existes pero yo,
te sueño...

lunes, 15 de febrero de 2010

Recuerdos de niñez...

Camino con olor a monte,
rodeado de blancas palomas
dibujando calidos hogares.

Pisando la tierra entre polvo,
polvo levantado entre andares
dirigidos a las faenas del campo.

Flores que saludan la fachada,
olor a balcón de colores y tiesto mojado,
con la música de la fuente, y el agua.

Dirigíamos nuestros brincos,
perfumados de harina y pan recién hecho,
por la calle sin asfalto, hacia el molino viejo.

Y con el cantaro, al ganadero,
esperando de su vaca, leche arómatica,
espesa, caliente, y muy blanca...

- Buenos días tenga usted
- Qué guapa está su muchacha
¿A qué quiere que le ayude?... o...
¿Qué quiere que le haga...?

Se conozcan o no,
el saludo entre las buenas gentes
nunca falta...

Recuerdos de  niñez...
cambio pepinos por pimientos,
la vecina me dió manteca,
y yo a ella, cuatro huevos.

Recuerdos de niñez...
perdida entre los matorrales
al morir la primavera,
arrancando las vainas de los habales,
y con el perfume en mis manos,
a hierba fresca...

sábado, 13 de febrero de 2010

Historia de un maltrato.

Dolor:
Fuerte dolor vibrando las cuerdas
que atan mi estómago.

El desamparo de verme en la derrota de una guerra,
que nunca se gana cuando hay caidos.

El recuerdo,
de que salí de una pesadilla
que me agarra por los pies.

Y una persecución,
que araña cada rincón de la fuente del miedo... Mi miedo.

Pedacitos reconstruidos,
una y otra vez que se desmoronan
cuando hay tormenta.
Y los rayos de sol que juguetean con
la esperanza de ver brillar mi cuerpo...

Hecha jirones,
mi sonrisa del revés se ata al cuello,
para no dejarme tragar saliba más de dos veces seguidas.

Y con la boca seca,
busco una fuente que pueda calmar las cicatrices,
que porto en silencio.

Quisera gritar cuando la llama me quema,
cuando el hielo paraliza mi sangre,
y cuando el miedo se convierte en una constante
que somete mi vida al desahucio de vivirla en paz.

Si la voz tiene eco entre los abismos,
hay heridas que repican por siempre desde dentro,
y el recuerdo doloroso son puñaladas rajando un espíritu,
que ha quedado subyugado al tictac sonoro del pasado.

jueves, 11 de febrero de 2010

Ella se fué...

Salió dando grandes zancadas.
Aquel día, quería correr despojada.
Desnuda ante la vida la creyeron loca, 
mientras ella,
solo corria, 
solo lloraba.

Salió de su casa para no volver más,
sumisa a la sonrisa, perdida su mirada,
confundidas las caricias,
ella,
solo corría,
solo lloraba.

Porque sabía que no olvidaría,
ninguna palabra,
porque sabia, que su locura,
no podia ser frenada,
así pues... ella
solo corría,
solo lloraba.


La encontraron en la orilla,
su melena la adornaba,
y perdidas las palabras,
ahora era el mar
quien la miraba
quien la lloraba.

Ella se fué rodando el corazón...
y yo, que nunca le dije
que si se iba, también me llevaba.
Ahora era yo, quien junto al mar,
también la soñaba,
también la lloraba.

lunes, 1 de febrero de 2010

Cerda de la vida

La vida es un verso a caballo que no está escrito.
Cabalgamos para alcanzar su saber y exclusiva.
Y del mismo modo en que nadie vino desde el cielo a hacernos dictados,
nadie en la Tierra, nunca supo lo suficiente para hacernos de guía.

Dicen que la experiencia es un grado, y yo,
no quiero graduarme ni tener más títulos de errores.
Que todas las rutas se dibujan en la misma tierra, bajo el mismo cielo,
pero no todas las aguas son potables para nosotros...

Vuelvo a ser la cerda de la que todo puede ser aprovechado,
deseada por unos muchos, repudiada por más (¿por miedo?),
pero aún sigo revolcándome en el barro mientras vomito
estereotipos, y voy buscando mi propio menú natural.

No puedes conmigo

Un cerebro que vive de rodillas
y que camina embadurnado en petróleo,
necesita de "apostillas"
y descontaminarse para pensar.

Ni todos los cuadros son al óleo,
ni todos los lienzos son pinturas,
igual que el engaño para los ojos
puede ser como un ángel de puntillas.

Que mis verdades son tus demonios en versos,
que vienen a dar las explicaciones
que tu creias tener escondidas,
y atadas con podridos argumentos.

Eyaculo y disparo mis palabras
fecundando el sentido de la razón
y los carceleros de almas me declaran
loca blasfema, perdida y rara...

Hermafrodita y bisexual con un cuerpo en destierro,
no me humillo ante formalismos
para disfrutar de mi momento...
QUE TE JODAN si no puedes controlarme por dentro!!!!!!

domingo, 31 de enero de 2010

Carta de renacimiento: muere el hombre para nacer el ser.

He decidido quedarme huérfana de ambición,
no quiero ni aspiro a nada
pues todo lo tengo con un solo sentimiento.

Y con el amparo de la naturaleza
en un gran abrazo de poder supremo,
del que nos  vamos despojando,
desnaturalizándono de un modo inquisitorio,
 desvirtuando lo humano y lo animal,
negando la capacidad de existencia de algo más
por hacer, por descubrir en un mundo que puede ser mejor.


Que lo grande es la sencillez de sentirse vivo,
que no hay secretos ni misterios que separen dos vidas,
y que el amor es la base firme para crear camino.

He decidido tantas cosas que para hoy me son imposibles,
así que el hoy es el trampolín de mis decisiones,
que necesitan pensar en un mañana
y en la alegría de saberse eterno mientas se respire.


He decido vencer más miedos,
mis miedos y los miedos del ser,
que esta guerra va conmigo...
y esta guerra la gano yo...
si no ve vence la adversidad moral
de una sociedad que no funciona conmigo.

Rodaré la escaleras de la incomprensión con mucho dolor,
  subiré las rampas del desitno con agotamiento,
y a pesar de la falta de entendimiento,
mie esfuerzo seguirá empeñándose en ser cada día
el adorno de una ilusión tras el silencio,
una dama que hila la lana
de un jersey que cubra la piel del frio tiritante
de los corazones en invierno.

He decidido entender mejor,
he decidido tratar de ser un elfo,
un espíritu del aire en cada aliento que me nombre.

He decidido ser todo y nada,
invisible en un sorbo grande,
y quedarme tan pequeña como me siento,
en este mundo que gira sin descando;
Así,
voy preparando mi carta de despedida,
porque morirá el hombre para encontrar la persona,
y tras el duelo,
la persona quedará relegada a un adjetivo
ante el deseo que crecer por dentro
lo que ya nunca podrá hacer por fuera,
limitada por cuatro los costados celulares
de todos nuestros huesos materiales.

Ahora sé...

He aprendido que cuando la vida no sonrie,
hay que hacerle cosquillas.
Descubrí que si el  camino no se abre,
hay que abrirse a él.
Me he sentido perdida un millón de veces,
y para encontrarme, reboté mi voz haciéndo eco.

Hay placeres que creí robados, y solo eran
placeres extinguidos para los rendidos.
Me di cuenta, que nada ni nadie podría arrebatarme
el perfúme de mis voluntades bajo amenaza "miedo".
Y el tedio lo cambié por teína estimulando mis días.
Y ahora sé cierto que todo el mundo es encontrado si no quiere ser perdido...

No evites vivir.

No evites vivir por encima de la vida,
sentir por encima de la costra,
soplar por encima de la herida,
mirar por encima del cielo,
o hablar sintiendo mil "te quieros".

No evites ser por encima de lo que eres,
admirar la imperfección como un reto,
crecer cuando todo parece inerte,
y gritarle al silencio la paz que tienes.

No evites hacer y hacerlo,
no evites entregar y entregarte,
no evites recibir y ser recibido,
no evites amar, no evites amarte,
no evites...

No evites el miedo, véncelo,
no evites los obstáculos, supéralos,
no evites las dificultades, úsalas como fortaleza,
no evites nada que no quieras evitar...

Piénsa siempre si tus decisiones son tuyas,
o son decisiones del "deber",
elige por y para ti, y no huyas,
enfrentando, venciendo y desafiando las trabas del "saber"... 

Cree críticamente,
afronta verdades cuestionables,
despeja con tus propias teorías, y
sobretodo,
asume que a veces debes caerte,
pero no evites rendirte,
que en el único momento en el que no podrás levantarte, 
será cuando venga a llevarte la muerte...

viernes, 22 de enero de 2010

Des-corazón

Con un hilo de seda y un anzuelo,
traté de pescar la alegría,
y cuando creí conseguir lo que quiero,
era el corazón el que de la caña prendía.

Yo sin saber que era, con fuerza estiraba,
y poco a poco, mi ignorancia, el corazón arrancaba,
más yo que pensaba que sin él no sufriría,
y me di cuenta en un instante que sin conrazón no se amaba.

Y qué desgracia sería la mía...
robarle el corazón a mi alma...
porque no hay castigo más grande
que por evitar el sufrir, al final,
no poder sentir nada...

jueves, 21 de enero de 2010

Te invito...



Las huellas del cuerpo me llaman por cada instante,
me siento firme ante él y quiero dominarlo.
DOMINARME...

Intento congelar la fascinación de este y otros deleites,
y el autoplacer de regalarme mi propio calor,
abriendo mi mente y mis piernas para una caricia,
ACARICIARME...

Mi mano... mis manos controladas por mi deseo se encaminan,
dispuestas a darme un soplo y un disparo excitante,
y te pienso...
Te imagino frente a mi, mirando como mi cara se descuadra y pierde las formas,
como mi respiración se acelera, como se mueve mi cuerpo en torno a mi y para mi,
y sé que tú... desearías posarte encima, guiarme como un timón, participar...
pero no te dejaría...
AHORA SOLO ESTOY YO...

Deseo tenerte, y al mismo tiempo no puedo evitar este egoismo
de sentirme libre y sola con mis dedos volando sobre mi,
estos dedos que juegan al escondite entre mi "carne trémula"...

Oh, y solo quiero ir más deprisa porque me desenfreno,
 y haciendo caso omiso a los instintos desafiantes,
intento frenarme y refrenarme, contener la intensidad para
mantener el máximo tiempo este placer de mis entrañas...

Mis músculos se aceleran acompasados con mi corazón,
y aún intentando reprimir mis sensaciones vocales,
no puedo evitar que con cada salida de aire de mi boca,
suene la canción de un orgasmo en la garganta,
un carpaccio en mi lengua que se dispone a ser plato servido...

Y en el climax  literario de mi cuerpo la energía
de romperme en mil pedazos de placer para conquistar
el momento de relajación más absoluto...
esperando a que vuelvas a mi lado, para invitarte a
HACERLO CONMIGO...

Quiero volver a la esperanza!!

Hay, mil huesitos rodeando el corazón,
que se me clavan cuando llega el desamor,
y que se rompen luego, por cada ilusión.

La tormenta se creó de lo que fui,
las palabritas han negado la razón,
y  en rio perdido convertimos la pasión...

Que no es la guerra a pesar de las piedras,
somos diana de lo absourdo y lo canalla,
y la esperanza se convierte en Tierra Santa.

En el campo estéril,  bombardeada la fuerza,
con un chute que anestesia las neuronas,
y con morfina "pal" dolor cerramos puertas.

Que los deditos no caminan ni con muletas,
la drogadicción a la cobardía toma las riendas,
y con dos chupitos secos para esconder los sesos,
y a veces... los delitos tras las penas.

En la película obscena de un pasado, la injusticia,
y en la purulenta inflamación de una carencia,
se han pervertido los roles de nuestra paciencia...

Quiero volver a creer que puedo hacerlo,
quiero volver a saber que no estoy lejos,
quiero volver a sentir que no me pierdo,
quiero volver a encontrarme "en el encuentro"
quiero volver a rescatarne por dentro,
quiero volver a ver al mago en mi pecho,
quiero volver... cuando nunca me fui
y rescatar las fuerzas y las ganas,
las justicias y las esperanzas,
la paciencia y las ideas,
y matando la desgana,
pisoteo la droga de la ignorancia.

MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE