Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

domingo, 28 de junio de 2015

A...

"Ciegos son aquellos que no ven lo invisible"
 Carlos Edmundo De Ory 


Al origen, al estado primigenio,
al caos amniótico de flotar
al mamar antes de abrir la boca

Al parir sonidos antes que palabras
a cualquier rebozo para sonreír 
al mirar de frente hasta atravesarnos

Al azar de ser esto
respirar, respirar contando las veces
al ese no olvidar de que estamos aquí

Al recluir las horas muertas en la vida
al vivir matando el tiempo
al matarnos de tanto apurar la máquina

Al beso y al vértigo
al des-etiquetar la piel de nombres
al nombrar amantes que cubran la mañana

A la desnudez entre la ropa
Al no buscar motivos y al seguir
Al  amar, siempre amar,
aunque no volvamos a vernos
aunque no volvamos a hacerlo.


 

 

MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE